Excelencia en la educación como prioridad nacional

El aprendizaje es un proceso complejo. Aprendemos basándonos en experiencias pasadas; por prueba y error; comenzando con tareas simples y combinándolas a lo largo del tiempo para lograr tareas más complejas; y, adquiriendo conocimiento y comprensión de la relación entre las diversas partes de un problema. La investigación demuestra que para que la enseñanza sea eficaz, el alumno debe ser capaz de crear patrones relevantes significativos. El proceso de aprendizaje debe mantenerse dentro de un contexto de estándares apropiados y desafiantes.

Si nuestros hijos han de cumplir la promesa de la vida estadounidense, debemos aceptar la premisa de que las normas son el camino más seguro hacia la excelencia. Los padres y educadores deben inculcar esa ética de excelencia en las escuelas elevando los estándares de desempeño tanto para los estudiantes como para los profesionales de la educación. Es fundamental tener expectativas más altas para los estudiantes, los profesores y los sistemas educativos. La tecnología es un medio para alcanzar un mayor nivel de aprendizaje. Con la excelencia en la educación como una prioridad nacional, los educadores están evaluando cómo se pueden aprovechar las nuevas tecnologías para respaldar los patrones de comunicación en evolución y los roles de alumno / maestro que son característicos de los nuevos métodos de enseñanza. Estos métodos de enseñanza permiten a los estudiantes investigar sus preguntas de varias formas.

A medida que el uso de la tecnología se vuelve más frecuente en nuestras escuelas, hay características ambientales significativas que deberían existir para maximizar los beneficios de la tecnología educativa:

– La participación a nivel del distrito y un coordinador de computadoras a nivel escolar son factores clave en el desarrollo de un entorno escolar propicio para el uso eficaz de la tecnología. El liderazgo y el apoyo técnico son elementos clave para el éxito de los programas.
– Los distritos escolares y los programas de preparación de maestros deben proporcionar incentivos, tiempo y sistema de apoyo para que los maestros se den cuenta de los beneficios de la tecnología y se sientan cómodos utilizándola en el aula.
– Los instructores deben permitir que el estudiante persiga sus intereses, desarrolle la comprensión y comunique sus hallazgos. Se debe alentar a los estudiantes a que sean creativos y exploren sus preguntas.

Los educadores se están dando cuenta de la importancia de fomentar en los estudiantes el juicio independiente, el pensamiento crítico y las habilidades para la resolución de problemas. El aprendizaje de los estudiantes puede mejorarse mediante tutorías y diversas tecnologías de la comunicación que permiten la investigación de problemas de la vida real a los que se enfrentan los profesionales. Si bien son complejas, estas estrategias de enseñanza brindan al alumno experiencias auténticas y desafían la exploración personal, lo que resulta en un aprendizaje dirigido por el estudiante con el maestro funcionando como un recurso y una guía valiosos.

El rápido aumento del patrocinio gubernamental y empresarial de la tecnología educativa ha dado lugar a numerosos estudios sobre el tema:

– La tecnología tiene un efecto positivo en el rendimiento de los estudiantes (tanto en educación regular como especial) desde el preescolar hasta la escuela secundaria.
– La tecnología tiene un efecto positivo en las actitudes de los estudiantes hacia el aprendizaje y en el autoconcepto de los estudiantes.
– La introducción de tecnología en el entorno de aprendizaje puede hacer que el aprendizaje se centre más en el alumno, fomentar el aprendizaje cooperativo y estimular una mayor interacción profesor / alumno.

La tecnología puede hacer que el proceso de aprendizaje sea más eficiente sin desvirtuar los objetivos educativos establecidos. Una vez que el individuo domina los conceptos básicos de lectura, escritura, cálculos y comunicación oral, la experiencia de aprendizaje puede mejorarse aún más con computadoras, aprendizaje a distancia, instrucción asistida por computadora utilizando sistemas de aprendizaje integrados, laboratorios basados ??en computadoras, software de presentación y telecomunicaciones. .

La integración de la tecnología en la instrucción proporciona beneficios muy importantes. Con sesiones de planificación más efectivas y una mayor acomodación de diferentes estilos de aprendizaje, los maestros pueden enfocarse en las necesidades de estudiantes individuales. Este énfasis también le permite al maestro establecer expectativas apropiadas para el desarrollo de cada estudiante, mejorando así el aprendizaje del individuo. Estos esfuerzos encuentran a los maestros orquestando el aprendizaje en lugar de servir como dispensadores de conocimiento. Las aulas pueden contener más colaboración e interacción en grupos pequeños, lo que permite un enfoque centrado en el estudiante.

Si bien la tecnología educativa incluye numerosos modos de ejecución y mecanismos de apoyo, la computadora suele ser un componente importante. Varios investigadores han investigado los impactos de las computadoras en el proceso de aprendizaje. La investigación confirma las ventajas que aporta la tecnología al proceso de aprendizaje. Sin embargo, su disponibilidad y utilización son problemas que enfrentan los educadores. Entre los desafíos más importantes se encuentra la integración diaria de estas herramientas en el proceso de instrucción.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Abrir chat