Investigando escuelas de educación especial para su hijo

La investigación sobre las discapacidades del aprendizaje apoya firmemente la intervención temprana en niños con dificultades académicas. Los niños con una discapacidad de aprendizaje que reciben la atención y el apoyo adecuados para desarrollar sus áreas débiles tienen la misma probabilidad de ser estudiantes exitosos que sus compañeros sin una discapacidad, siempre que sus debilidades se descubran temprano. Los padres de estudiantes que necesitan atención adicional pueden considerar las escuelas de educación especial. Conocer las opciones en su área puede ayudarlo a seleccionar el programa adecuado.

El primer lugar para comenzar su búsqueda puede ser con una evaluación independiente. Un equipo de psicólogos y trabajadores sociales puede evaluar a su hijo para determinar su elegibilidad. Estos expertos en aprendizaje también pueden recomendar pruebas adicionales si sospechan que el estudiante se encuentra en el espectro del autismo o de las discapacidades del aprendizaje basadas en el lenguaje. Una evaluación adicional puede ayudar a identificar la debilidad de su hijo o dar alguna indicación del tipo de remediación que puede ser beneficiosa.

Una vez que tenga una idea de las necesidades de su hijo, comience a buscar opciones en su área. Hacer una lista de prioridades para su familia puede ayudarlo a reducir sus opciones. Su lista debe incluir cuestiones prácticas, como la ubicación, el transporte, la disponibilidad de atención fuera del horario de atención y los requisitos financieros, son algunos ejemplos.

Además, los programas y recursos académicos deben influir en su decisión. Considere si su estudiante se beneficiará de tutores, tecnología de asistencia y clases más pequeñas. Investigue la política de la escuela sobre tiempo adicional u otras adaptaciones para evaluar si las clases se pueden programar de manera flexible. Muchas personas con problemas de aprendizaje tienen una inteligencia media o superior a la media. Las oportunidades de participar en cursos de Bachillerato Internacional o de Colocación Avanzada o en un programa para estudiantes dotados pueden ser una consideración importante. Por otro lado, otros aprenden mejor en un entorno no competitivo en el que las lecciones se basan en proyectos o temas.

Por último, tenga en cuenta las instalaciones y la cultura del campus. La participación en programas extracurriculares y deportes puede enseñar el trabajo en equipo y el espíritu deportivo a los estudiantes que tienen problemas con las interacciones sociales. Los programas de resolución de conflictos o una política de disciplina firme pueden beneficiar a algunos estudiantes.

Los padres también deben visitar las escuelas de educación especial antes de tomar una decisión. Durante su visita, participe en una clase para asegurarse de que los estudiantes reciban suficiente atención individual. Si la escuela de educación especial utiliza un plan de estudios en particular con el que no está familiarizado, solicite información sobre la filosofía y los métodos del programa. Haga preguntas sobre cómo se estructuran los períodos de estudio o las sesiones de tareas. Los maestros y administradores deben tener un sistema para proporcionar actualizaciones periódicas sobre el progreso de su hijo, así que asegúrese de estar satisfecho con el nivel de comunicación que puede esperar. Por último, solicite los números de teléfono de los padres con hijos matriculados en la escuela antes de finalizar su visita. Hablar con los padres de los estudiantes que actualmente asisten a la escuela es una excelente manera de obtener más información sobre el programa.

Los padres son los mejores defensores de los niños con discapacidades de aprendizaje. Explorar las opciones educativas disponibles y seleccionar el plan de estudios de educación especial más eficaz puede ayudar a asegurar su éxito académico.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)
Abrir chat